domingo, 2 de julio de 2017

Hermes te hace un Análisis XXXII; Funeral parade of Roses (1969)


Saludos lectoras y lectores de la Guarida, coincidiendo con que hoy es el día internacional del Orgullo LGTB, pues me apetece comentar una película relacionada con el tema que nos ocupa; y si os soy sincero he estado dando muchas vueltas; por un lado pensaba en Brokeback Mountain; pero pensé en que seria demasiado fácil por mi parte; después pensé en la película "Azul es el color mas calido", pero cuando la visione, me di cuenta de que no es una película sobre el lesbianismo, si no la historia de una chica que no sabe lo que quiere en la vida, ademas, para ver a la Adéle Exarchopoulos y a la Léa Seydoux haciendo la tijera, creo que hay otro tipo de paginas que ofrecen un material muy similar.
Así que solo me quedaban dos, "La Chica Danesa" y "Los Chicos no lloran", la primera la deseche porque era demasiado moderna y demasiado triste para mi gusto, la segunda.... simplemente es que no aguanto a la Hilary Swank, y mucho menos como chica travestí que se hace pasar por chico.
Estuve a punto de tirar la toalla cuando de pronto recordé una película bastante antigua, que ademas tiene la suerte de tener un aura de surrealismo y que fue creada en los años 60; así que me pareció interesante comentar esta película, que ademas estuvo escrita y dirigida por uno de los padres de vanguardismo japones de posguerra el cual falleció a principios de este año, y así me llevo dos por el precio de uno, comento una película que podría ser interesante desde el punto de vista LGBT y por otro lado podremos hablar un poco de este misterioso realizador.

TOSHIO MATSUMOTO, CUANDO EL SURREALISMO SE HIZO CARNE

Toshio Matsumoto (Nagoya 1932-Tokyo 2017) comenzó sus estudios de arquitectura en la universidad de Tokyo, pero pronto abandonaría aquella carrera para centrarse en el mundo del cine, inspirado por su paisano Akira Kurosawa y por Stanley Kubrik así como el francés Jean-Luc Godard. Sin embargo Matsumoto no trabajaría al 100% en el campo del largometraje, si no que su pasión fueron cortometrajes experimentales de corte surrealista y metafísicos llegando a hacer hasta mas de 30 largometrajes experimentales desde 1955 hasta 1992, siendo los mas conocidos "Phantom", "Metastasis", "Andy Warhol Re-Reproducción", "Atman" o "ENGRAM" solo por mencionar unos pocos; así mismo no dio la espalda al campo del largometraje y llego a trabajar en cuatro películas de larga duración que son: "Pandemonium", "Dogura Magura", "War at the age of Sixteen" y el film que nos ocupa hoy, Funeral Parade of Roses (En Japones es Soretsu no Bara).

LAS ROSAS DE TOKYO
Antes de empezar el titulo no esta puesto al azar, ya que el termino "Bara" en japones, aparte de referirse a la flor conocida como rosa, es un termino que se utilizo de manera despectiva para referirse a los travestís y transexuales aunque esta actualmente en desuso utilizando mas el termino "Newhalf" para referirse a las personas de esta condición.
Bien, el caso es que la historia nos introduce en el Japón de los años 60, cuando llega la recuperación económica del país tras su derrota en la 2ª Guerra Mundial, la acción se centra en un joven travestí llamado Eddie (interpretado por el transexual Peter, que por cierto en la vida real es una de las primeras cantantes de J-Pop Japón en ser transgénero), el cual aparte de frecuentar a su amante, un hombre algo mas mayor que ella, al mismo tiempo que trabaja en un local de citas con otros travestís para captar clientes, al mismo tiempo que ella tiene sueños recurrentes sobre su la muerte de su madre al parecer asesinada, todo transcurre en la vida de Eddie como travestí, su relación con otras personas, tanto su amante, así como con sus otras dos amigas llamadas Jimi y Juju, como otros hombres, entre los que destacan el misterioso bohemio llamado Guevara (Toyosaburo Uchiyama) y la mala relación que tiene con la madam del local de alterne (que si, también es un travesti)

Pero a la vez Matsumoto no deja esto de ser un simple drama, y decide añadir temas de su propia cosecha, desde la escena titulada como Guevara Delirio, hasta las imágenes subliminales que inserta en la película, todo ello hace que se el titulo "Film de culto" le vaya como anillo al dedo; una de las escenas mas sonadas es durante una fuerte discusión entre Eddie y la dueña del local, sin embargo en lugar de gritarse como un par de locas, se recurre a una imagen estática mientras que los insultos y los diálogos van apareciendo como en las "nubes" de texto como en los cómics cuando los personajes están hablando.

Aparte de eso la cinta esta a caballo entre la narrativa normal de una película y el estilo documental, por ejemplo en la escena de la orgía en la casa de Guevara, o cuando nos sacan de la narrativa para colocarnos entrevistas a otros travestis grabadas durante la película.

Finalmente el tema principal de la película, el trauma de Eddie es interesante ya que entronca con una de las ideas del director, que era tomar parte de la tragedia griega de Edipo Rey y añadirla al trasfondo de Eddie, pero prefiero dejar la incógnita para los que se animen a ver la película entera.

ÚLTIMOS APUNTES
Para ir terminando solo tengo que añadir que Funeral Parade of Roses, a pesar de su despliegue y de su estreno, luego la película permaneció prácticamente olvidada hasta principios del Siglo XXI donde la película fue reeditada y remasterizada y pudo volver a ver la luz.
En definitivas, una pieza indispensable del cine de vanguardia de la 2ª mitad del Siglo XX, un retrato mas o menos fidedigno del panorama que vivía la escena gay en los años 60 en Japón, un Japón ya reconstruido y que comenzaba su paso firme hacia la luz lejos de las tinieblas.

No hay comentarios: